Seleccionar página
La agricultura campesina quedó fuera del discurso presidencial
marzo 1, 2021
Sección: Agronegocio
En la apertura de sesiones ordinarias en el Congreso, Alberto Fernández habló casi dos horas sin mencionar la palabra "agricultura". Sí en cambio hizo referencias a políticas estatales apuntadas a la "agroindustria" y a la profundización del modelo extractivista.
Apertura de sesiones ordinarias del Congreso 2021
Foto: Esteban Collazo / Presidencia de la Nación

Por Nahuel Lag

El presidente Alberto Fernández no incorporó a la agricultura familiar y campesina en su discurso de apertura de sesiones ordinarias en el Congreso dentro de los ejes centrales de su próximo año de gestión, pero sí se comprometió a avanzar en medidas sujetas al modelo extractivista: la licitación de la Hidrovía Paraná-Paraguay, renovar el Acuerdo Nacional Minero, enviar una ley que dé nuevo impulso a la explotación de hidrocarburos en Vaca Muerta y otra norma para fomentar la explotación del litio para la generación de baterías. Las dos últimas actividades extractivas son parte de los conflictos territoriales con los pueblos originarios para los que el jefe de Estado adelantó enviará una norma que renueva el compromiso del reconocimiento de posesión de las tierras. 

En materia de cuidado del medioambiente, el mandatario sostuvo que “el futuro será verde o no va a ser”, al mencionar al paso el Acuerdo de París en su discurso. Pero solo señaló, brevemente, los ejes de la gestión del Ministerio de Ambiente focalizados en la creación de nuevos parques nacionales y un programa de fomento al reciclaje urbano, costeado por el Banco Interamericano de Desarrollo. 

Uno de los temas más debatidos durante el 2020 por los históricos incendios en el Delta del Paraná, la demora Ley de Humedales, volvió a quedar sin el impulso del Ejecutivo, aunque apuntó que se acordó con las provincias “movilizar los recursos económicos del Fondo Nacional para el Enriquecimiento y la Conservación de los Bosques Nativos”.

La mención del jefe de Estado al trabajo productivo en el campo apareció en dos menciones en las que solo se refirió a la “agroindustria” y ocurrió cuando habló de los proyectos que el Ejecutivo enviará en 2021 al Parlamento. “Este año enviaremos seis proyectos de ley destinados a dinamizar la estructura de crecimiento que abordan nuevos desafíos tecnológicos y productivos”, adelantó Fernández en la apertura de sesiones del Congreso. 

Durante su discurso, el jefe de Estado habló de la necesidad de “superar el desequilibrio territorial” y “rediseñar la concentración que existe”, por lo que aseguró que “la próxima etapa de avance económico tiene que potenciar más polos productivos y llevar el dinamismo a todas las regiones”. En ese sentido, habló de 10 iniciativas que impulsará el Gobierno entre las que enumeró: obras que faciliten la salida de la producción argentina a través de puertos chilenos sobre el Océano Pacífico, la actualización del Acuerdo Federal Minero, el impulso a la extracción y transporte de los recursos hidrocarburíferos del yacimiento de Vaca Muerta, el desarrollo de fuentes de energía hídrica, eólica y solar. 

Aunque el propio mandatario mencionó, en otras ocasiones, la necesidad de redistribuir tierras públicas a los pequeños productores en todo el país para fomentar el arraigo y la producción local de alimentos, entre las iniciativas comprometidas no hubo referencias directas a normas como la Ley de Acceso a la Tierra o la creación de un banco de tierras. Una referencia muy amplia en el discurso presidencial fue la de iniciativa de dar “solución de los problemas de infraestructura y regulatorios que impiden la explotación de tierras aptas para el cultivo en distintas zonas del país”. 

La iniciativa de la agroindustria presente en la apertura de sesiones 

Entre los seis proyectos anticipados por el presidente, tres responden a la profundización del modelo extractivista. En lo que se refiere al campo, Fernández adelantó que se avanzará en el proyecto de ley acordado con el denominado Consejo Agroindustrial Argentino —espacio representante del agronegocio que reemplazó a la Mesa de Enlace— con iniciativas  “destinadas a fortalecer la inversión para agregar valor, aumentar la producción y las exportaciones”. 

“Vamos a promover la inversión agroindustrial con incentivos impositivos y previsibilidad para estimular las inversiones en el sector, generando más empleo y valor agregado”, completó el mandatario sobre el proyecto negociado con el Consejo Agroindustrial Argentino. En otro tramo del discurso, recordó que en 2020 se redujeron “las retenciones a las exportaciones de las economías regionales para impulsar el desarrollo federal exportador”, medida que sí benefició al sector de los productores cooperativos y medianos. 

En el discurso hubo una rápida mención al programa ProHuerta en el marco de las medidas tomadas por el Ministerio de Desarrollo Social para asistir la crisis alimentaria profundizada por la pandemia del Covid-19, con el respaldo a huertas comunitarias y escolares. Mientras que para el sector agroindustrial, el presidente confirmó el avance de la licitación de la Hidrovía Paraná-Paraguay

“Con el propósito de coordinar el uso estratégico de nuestros ríos creamos el Consejo Federal de la Hidrovía, y vamos a instituir una agencia nacional en la que estén representadas todas las provincias del litoral para participar primero del proceso licitatorio y para controlar después el efectivo cumplimiento de las obligaciones del nuevo concesionario de la Hidrovía Paraná-Paraguay, algo que nunca ocurrió hasta aquí”, destacó el mandatario en la apertura de sesiones.

Vaca muerta y litio en la agenda presidencial

El jefe de Estado mencionó otros dos proyectos de ley que serán enviados al Congreso para el debate en 2021. Uno de ellos está relacionado a la explotación de litio en el NOA y apuntará a implementar “incentivos tanto en la incorporación de movilidad sustentable como de la producción en el país de ese tipo de vehículos y su cadena de valor, que comienza en el litio”, adelantó Fernández. “El mundo avanza hacia vehículos eléctricos con baterías de litio o el uso del hidrógeno verde. Argentina debe ingresar paulatinamente en este sendero”, sostuvo. 

Junto a este anticipo, el presidente destacó la actualización del acuerdo nacional minero. Los sectores estatales y privados que promueven la explotación del litio son algunos de los que se oponen a la sanción de una Ley de Humedales, ya que los salares de donde se saca el recurso son también zonas de humedales.  

La otra norma que anunció el jefe de Estado entre las seis destinadas a “dinamizar la estructura de crecimiento” es la que promoverá “la industria hidrocarburífera mediante el envío de una ley que aborde en forma integral al sector, desde su extracción hasta su industrialización, y genere las condiciones para el desarrollo de los recursos energéticos”.

“La política energética es clave para asegurar el desarrollo del país. Tenemos que trabajar para recuperar el autoabastecimiento y generar las condiciones para que todos los argentinos y todas las argentinas tengan acceso a la energía en forma eficiente”, sostuvo el presidente y propuso una particular mirada sobre el cambio climático y el fracking: “Vaca Muerta es la segunda reserva de gas del mundo, un combustible clave en el marco de la transición energética que los países impulsan para minimizar los efectos del cambio climático”.

Tanto Vaca Muerta como la explotación del litio en el NOA son emprendimientos extractivos en los que los pueblos originarios ven avasallados los recursos de sus tierras ancestrales sin consulta previa (como establece la normativa internacional que Argentina suscribió). Sin embargo, durante su exposición ante el Congreso, Fernández destacó que  “la Constitución de 1994 estableció derechos claros para los pueblos originarios”. 

“En 2020 hemos avanzado en resolver más de 50 situaciones de reconocimiento de posesión que establece la ley 26.160. Este año enviaremos el proyecto de renovación de esa ley e iniciaremos la reparación histórica que establece la manda constitucional. Reconocemos a todas las voces e identidades que convivimos en Argentina”, adelantó el mandatario en la apertura de sesiones ordinarias.

Como medida innovadora en materia productiva, el presidente anunció también el envío al Congreso de un proyecto que impulse la industria del cannabis en el país, que tendrá como objetivo la utilización del cultivo exclusivamente con fines de industrialización para uso medicinal e industrial. “La industria mundial del cannabis medicinal triplicará su volumen de negocios en los próximos 5 años”, aseguró el mandatario. El impulso de desarrollos productivos de este tipo es parte de proyectos de asambleas ciudadanas como motor económico para reemplazar el modelo extractivo de la minería.

El cambio climático en la apertura de sesiones

“Hay otro tipo de sostenibilidad que también nos importa mucho: es la climática. Por eso estamos absolutamente comprometidos con los principios establecidos en el Acuerdo de París”, sentenció el jefe de Estado y agregó: “Estamos seguros que el desarrollo del futuro será verde o no va a ser”. 

Sobre este punto, y luego de anunciar medidas de impulso a sectores extractivos como el fracking y la minería, Fernández destacó la aplicación de una “política activa de promoción de la economía circular, que incluye un plan de inversiones para erradicar basurales a cielo abierto, mejorar la disposición final de los Residuos Sólidos Urbanos y las condiciones de trabajo de los recuperadores urbanos”.

Y agregó otro punto: “Consensuamos con todas las provincias mecanismos de gestión que permitan movilizar los recursos económicos del Fondo Nacional para el Enriquecimiento y la Conservación de los Bosques Nativos”. Un monitoreo de Greenpeace arrojó que durante la pandemia, solo en el norte del país, se deforestaron 50 mil hectáreas de bosque nativo

Por último, en el repaso de la gestión del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Fernández adelantó que “se impulsará la creación de nuevos parques nacionales en seis provincias para preservar la biodiversidad”.

Curso Soberania alimentaria Derechos Humanos y Agroecologia