Seleccionar página
Agroecología
Agronegocio
Extractivismos
Territorios
Alimentación
Crisis climática
Chubut: científicos, políticos y pueblos originarios rechazaron el «falso debate» convocado por Arcioni
El intento del gobernador Mariano Arcioni de legitimar su proyecto de zonificación minera con una convocatoria al diálogo resultó en otro contundente rechazo.
enero 21, 2021

El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, volvió a la carga con el proyecto de zonificación minera que intenta abrir la puerta a la minera Pan American Silver para explotar el resistido “Proyecto Navidad” en la Meseta. Lo hizo a través de una convocatoria virtual que denominó “Diálogo participativo con una visión del desarrollo productivo de la provincia para el futuro” en la que los organismos científicos, académicos y políticos de la provincia podían “exponer dudas y aportes”, pero recibió un rotundo rechazo de la comunidad científica, académica, política convocada al encuentro y de los pueblos originarios y asambleas ciudadanas, que no fueron invitados al debate. Todos exigieron el tratamiento igualitario de la Iniciativa Popular sobre megaminería y la necesidad de avanzar primero en una Ley de Ordenamiento Territorial.    

Arcioni convocó a la reunión para el martes pasado para “continuar enriqueciendo el documento con los aportes y observaciones que usted pueda hacer desde el lugar de representación y función que ejerce en la vida pública de la Provincia” y destacaba que estarían presentes en la reunión los ministros provinciales de Hidrocarburos, Ambiente y Producción; y el equipo técnico de la Secretaría de Minería de Nación, con quien trabaja codo a codo desde diciembre de 2019 para impulsar el proyecto. La semana pasada, representantes de nación y las provincias reunidos en el Consejo Federal de Minería –presidido por el ministro de Hidrocarburos de Chubut, Martín Cerdá– enviaron una carta al Congreso para oponerse a la Ley de Humedales, en favor de las explotaciones de litio en el noroeste del país. 

En la invitación, Arcioni señaló que en la previa del debate se podría “descargar información complementaria que respalda el proyecto de zonificación” en una web generada por el gobierno provincial. “El proyecto de minería metalífera en cuestión se sustenta sobre análisis climáticos e hidrológicos que están basados en escasos datos, que resultan insuficientes para la planificación estratégica del agua y el territorio”, le respondieron desde el Centro Nacional Patagónico (Cenpat) del Conicet. El documento tergiversado del Instituto de Geografía, Historias y Ciencias Sociales (Igehcs) resultó un caso emblemático de la documentación respaldatoria.  La Asamblea No a La Mina también denunció la creación de páginas que reflejan un supuesto apoyo al proyecto minero, pero que tienen financiación de Pan American Silver.

El rechazo de Conicet y UTN a la convocatoria

El consejo directivo del Cenpat-Conicet respondió la invitación de Arcioni con un documento de rechazo a la convocatoria “en virtud de la celeridad que se le busca imprimir a un debate que, por su relevancia, requiere mayores plazos de tiempo y una convocatoria amplia a otros sectores de la comunidad” y destacó que la acción la toma en concordancia con otras instituciones científicas y técnicas, como fue el caso de de la Universidad Nacional Tecnológica (UTN), regional Chubut. 

El rechazo de la UTN también fue de manera formal a través de su consejo directivo que le recordó al gobernador que “la participación colaborativa, que requiere este tipo de proyecto, debe ser planteada desde el inicio del proceso, y no sólo a fin de emitir opiniones sobre proyectos ya definidos”. 

En ese tono, desde el Cenpat-Conicet advirtieron que “el objetivo principal es sólo habilitar la minería metalífera”, mientras que las “contribuciones en torno a la diversidad de actividades productivas, que podrían potenciar a la Meseta, parecen estar excluidas de la discusión”. El organismo científico le recomendó a Arcioni que dé “igualdad de tratamiento para la Iniciativa Popular presentada formalmente a la Legislatura Chubutense” y se avance primero en una Ley de Ordenamiento Territorial integral, que “contemple el bienestar de las poblaciones, el uso planificado del agua y la protección de la biodiversidad en un contexto de cambio climático y creciente desertificación”.

La UTN también destacó la necesidad de dejar de lado el proyecto de zonificación minera e ir a una discusión de fondo sobre “la construcción de un proyecto de ley de desarrollo territorial integral, donde estén contemplados todos los aspectos que hacen a la mejora de la vida de las personas en armonía con el ambiente y que garantice un futuro próspero para toda la provincia”.

Sobre el «falso debate» convocado por Arcioni

La Red de Trabajadores de la Ciencia de Chubut  –que reúne a investigadores de la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco, la Universidad Nacional de Chubut, INTA, Conicet y UTN– calificó la convocatoria de Arcioni como “un falso debate” y una “instancia ilegítima”, a la que se los convocó horas antes de iniciarse y advirtieron que el debate necesario es el del “desarrollo socioproductivo” que respeta “la salud socioambiental y la autonomía de los pueblos”. 

Por eso, la red expresó su aval al Proyecto de Iniciativa Popular presentado por las asambleas ciudadanas a las que no se convocó al debate de “mesa de trabajo”. Según la red de trabajadores “la aprobación y ejecución de la IP2020 permitirá salir de este falso debate, forzado y centrado en el proyecto de zonificación minera”.  

“Cualquier avance sobre la habilitación de la minería metalifera en Chubut es ilegal, ilegítima y clandestina», sentenciaron y recordaron que “la comunidad científica se pronunció públicamente, y ante la honorable legislatura de Chubut, apoyando la Iniciativa Popular”, mientras que el proyecto de zonificación minera “ha sido escrito y presentado ante la la Legislatura a pesar de no contar con licencia social”.  

El rechazo de las comunidades originarias de La Meseta 

A pesar de que en el discurso oficial aparece la “oportunidad” que la explotación minera significaría para la zona de La Meseta, en la convocatoria no estuvieron presentes los pueblos originarios de esa región de Chubut. En un documento conjunto las comunidades de Mallín de los Cual, Los Pino, Ñuke Mapu de El Escorial, Laguna Fría y Yalalaubat le recordaron al gobernador su posición de “seguir defendiendo y respetando el agua y el territorio, y en contra de la megaminería contaminante” y volvieron a exigir que se cumpla el derecho de consulta previa, libre e informada, y a la participación “que sistemáticamente ha violado el Estado Provincial”

“La falta de un proceso de consulta torna inconstitucional e ilegal proyectos de ley como el 128/20”, sentenciaron las comunidades y repudiaron: “Nunca estás reuniones pueden considerarse un debate legítimo, puesto que no se tienen en cuenta ni nuestros tiempos ni nuestras costumbres y se desconoce nuestra posición fundamentada en decenas de notas, documentos y comunicados”. 

Las comunidades originarias coincidieron con la comunidad científica provincial al exigir el retiro del proyecto de zonificación y que se dé lugar al tratamiento de la Iniciativa Popular presentada por las asambleas ciudadanas “para establecer parámetros de sustentabilidad ambiental en las explotaciones mineras”.  

Vemos difícil que este tema pueda ser tratado con transparencia en los diferentes ámbitos de gobierno, cuando las empresas mineras ejercen su influencia en distintos sectores del Estado. El debate será libre y transparente cuando las empresas mineras paren con sus operaciones de lobby y se retiren del territorio”, denunciaron.  

El Partido Justicialista tampoco acompañó la convocatoria de Arcioni

«Debatir es escuchar al otro para encontrar soluciones», fue el título del comunicado del Partido Justicialista (PJ) de Chubut para rechazar la invitación al falso debate convocado por Arcioni, a la que se calificó como “una invitación acelerada y compulsiva para resolver con urgencia parte del destino de las próximas generaciones”. De esa manera, el partido que no forma parte del oficialismo provincial, pero sí del armado nacional del Frente de Todos, en el que se inscribe Arcioni, retiró del debate a todos sus diputados, intendentes y legisladores. 

«Ante la postura imperativa de pretender abrir un espacio de supuesto debate con la sociedad, sin ningún tipo de consulta previa o análisis donde el gobierno sólo busca exponer en tiempo r

écord sus ideas sobre una política extractiva, el PJ expresa que no formará parte de esta aceleración de tiempos sin formas para sacar una ley que acredite, sin un análisis profundo y participativo, otra forma más de extractivismo de los recursos naturales sin valor agregado y con pésimas condiciones que solo buscan mayor deterioro de la calidad de vida de todos en beneficio de pocos”, planteó de manera terminante el partido y le recordó al gobernador: “Sin licencia social no hay posibilidad de desarrollo serio y responsable”.