Seleccionar página
Agroecología
Agronegocio
Extractivismos
Territorios
Alimentación
Crisis climática
Incendios en Chubut: “Estaban dadas las condiciones para estos incendios catastróficos o explosivos”
En pocas horas, múltiples focos de incendios arrasaron con casas, campos y animales en las localidades de El Hoyo y Lago Puelo, donde 200 personas tuvieron que evacuar sus hogares. Otro foco avanzó sobre la zona rural de El Maitén, donde las comunidades lo denunciaban desde el domingo.
marzo 10, 2021
Incendios En Chubut 09 de Marzo 2021

Casas quemadas, personas evacuadas y heridas, campos arrasados, animales muertos. Los incendios en Chubut fueron múltiples focos que avanzaron ayer sobre las zonas rurales y urbanas de la Comarca Andina. Hasta la noche de ayer, el fuego estaba fuera de control en las localidades vecinas de El Hoyo, que quedó rodeada por el fuego, y Lago Puelo, en particular en los barrios Las Golondrinas y Cerro Radal; mientras que en El Maitén, unos 50 kilómetros al este, se registró otro foco, que había sido advertido por las comunidades y desoído por las autoridades. El incendio fue aplacado en la madrugada por un temporal de lluvias y el gobierno de Chubut y el Ministerio de Ambiente de Nación anunciaron el envío de personal y equipamiento para controlar el fuego, pero aún  no existen reportes de las pérdidas globales a nivel material ni de héctareas de bosque y zonas rurales arrasadas. En ese sentido, Greenpeace denunció ayer que 1500 hectáreas fueron arrasadas solo en El Maitén, mientras el intendente local dijo desconocer los daños y la comunidad mapuche Cañú lanzó un llamado de ayuda urgente. 

De acuerdo a la información que fueron ofreciendo los municipios afectados por los incendios, El Hoyo y Lago Puelo fueron las localidades más afectadas, donde 11 personas sufrieron quemaduras graves y 200 casas fueron alcanzadas por el fuego. Durante la tarde y la noche, muchos barrios se quedaron sin luz en medio de las llamas. Entre ambas localidades, hubo más de 50 evacuados y hasta 150 autoevacuados

El Municipio del El Hoyo tuvo que cerrar los centros de evacuados que habían abierto en el gimnasio municipal y la escuela 233 y derivarlos a Lago Puelo, debido a la imposibilidad de garantizar la seguridad de los personas por la cercanía de las llamas. “La mayoría de los vecinos se autoevacuaron, pero el fuego quemó las casas”, informó Augusto Sánchez, intendente de Lago Puelo, en diálogo con Radio Nacional, y aseguró: “Estaban dadas las condiciones para estos incendios  catastróficos o explosivos”, analizó. 

El viento, la gran cantidad de material seco por la falta de lluvias, los bosques de pinares no autóctonos fueron el combustible del incendio como ocurrió en el verano y también la falta de inversión en los sistemas de manejo del fuego, algo reconocido por el presidente Alberto Fernández en el discurso presidencial de apertura de sesiones, cuando anunció un acuerdo con las provincias para movilizar los recursos económicos del Fondo Nacional para el Enriquecimiento y la Conservación de los Bosques Nativos.   

Ante la grave situación en El Hoyo y Lago Puelo, el ministro de Ambiente, Juan Cabandié, anunció el envío de 2 helicópteros, 3 aviones hidrantes, 12 autobombas, vehículos de apoyo y 62 brigadistas convocados por el Servicio Nacional de Manejo del Fuego. Y denunció la intencionalidad de los incendios: “Es innegable la simultaneidad de 6 focos en un lapso menor a 2 horas. La intencionalidad resulta evidente, y afecta no solo a los bosques, sino también a los vecinos y vecinas de las zonas aledañas”. 

“Colaboramos con las provincias en el combate al fuego y no vamos a bajar los brazos frente a estos ecocidios. Seguiremos reforzando recursos en el día de mañana y espero que la Justicia encuentre rápido a los culpables”, sostuvo el ministro de Ambiente, quien la semana pasada puso como prioridad para 2021 avanzar en modificaciones a Ley de Bosques. Antes de viajar a la zona de los incendios, Cabandié insistió con la intencionalidad de quienes iniciaron los focos y adelantó la presentación de una denuncia penal, tal como impulso con los incendios del Delta del Paraná en 2020.

El gobernador Mariano Arcioni solo dio cuenta de la información oficial respecto de poner «a disposición los recursos para combatir los incendios en la Cordillera» y destacó una reunión de los ministros de Gobierno y Agricultura con el intendente oficialista de El Maitén, luego de un incendio que había sido anticipado desde el domingo. Esta mañana, el mandatario provincial declaró la «emergencia ígnea» y anunció un desembolso de 10 millones de pesos.

Daniel Catalán, brigadista de del Servicio del Manejo del Fuego de Chubut, denunció que, como todos los trabajadores estatales de Chubut, tienen un retraso salarial de dos meses y están sin paritaria salarial desde hace dos años. Catalán, en diálogo con Radio Con Vos, agregó que a nivel provincial y nacional «no se ha hecho un trabajo de prevención y no hay planes de trabajo de educación forestal. Faltan fondos y faltan medios para llevar adelante las tareas de contención del fuego. Lo que nos parece a los trabajadores es que siempre es tarde. Hay que tener una política ambiental que prevea estas situaciones». La falta de herramientas para enfrentar los incendios fue tal que en la localidad de Las Golondrinas, una de las más afectadas en Lago Puelo, se incendió la brigada de incendios.

«Se quemó la casa de mi hermana y la mía está cercada por el fuego»

Esto no solo es un desastre ecológico, sino que de todos los lados que se mire: 200 viviendas siniestradas, 7 personas con quemaduras leves y una señora que fue derivada a Bariloche con lesiones graves es el saldo que nos deja entrever este incendio”, lamentó el intendente de Lago Puelo, la localidad más afectada por los incendios en la Comarca.

En el Hoyo, el municipio mantenía un alerta para todos sus vecinos: “El Comité de Emergencia Municipal (COEM) de El Hoyo recomienda a toda la población estar preparados con medicamentos, documentos, dinero y las pertenencias mínimas para una posible evacuación que será informada por las autoridades debido al avance del incendio forestal. Las familias evacuadas serán trasladadas a Epuyén, donde están garantizadas todas las condiciones de albergue y comida”, informaron oficialmente. 

“Se quemó la casa de mi hermana y la mía está cercada por el fuego.  Siguen la de mi hermano y la de mi madre. Centenas de amigos se quedaron sin casa.¿Quien prende los fuegos en Bolsón? Como siempre, solo la lluvia puede salvarnos. ‘El Estado’,bien, gracias”, era uno de los testimonios de los vecinos que ayer circularon por las redes en textos y audios. En paralelo, comenzaron a circular puntos de recolección de asistencia para quienes perdieron todo en el fuego.  

El Maitén, un incendio anticipado  

A pocos kilómetros, hacia el este, otro foco avanzaba desde el domingo en El Maitén, zona que había sido afectada por los incendios ocurridos en El Bolsón a fines de enero, se desarrolló el otro foco de incendio, pero con una particularidad: venía siendo denunciado desde días atrás. El foco estaba activo desde el domingo pasado, a pesar de que hasta ayer no había sido reportado por el Servicio Nacional del Manejo del Fuego. Que sí indicaba un foco “contenido” en la Cuesta del Ternero, donde las llamas arrasaron los campos a principio de año

El Movimiento de Mujeres Indígenas por el Buen Vivir alertó de lo que ocurría días antes: “Desde el domingo hermanes han visto como el fuego avanza con la complejidad de estar teniendo vientos de 90 kilómetros por hora. En el lugar trabajan 40 brigadistas de manera terrestre, pero hacen falta más recursos con urgencia”, alertaban. 

Las autoridades dicen que la población no tiene que preocuparse, que el fuego no llegará a zonas urbanas, como si la urbanidad fuera lo único a proteger mientras son nuestros territorios ancestrales los que continúan siendo asesinandos. En este momento bosques enteros están ardiendo, con toda la vida que allí habita, se están quemando veranadas, campos imprescindibles para alimentar a los animales de la zona”, denunció el movimiento días antes de que el fuego saliera de control. 

Hasta esta mañana la posición oficial se mantenía respecto de solo preservar la zona urbana. El intendente de El Maitén, Oscar Currilen, en diálogo con Radio Nacional, informó que “no se quemaron viviendas, estuvimos cerca de que llegue al pueblo, pero se movilizó personal de Vialidad desde Trevelin y Esquel para asistir”. Luego, el intendente del oficialista Chubut Al Frente reconoció que el fuego sí alcanzó galpones en los campos y evitó estimar las pérdidas en hectáreas y animales: “Vamos a hacer un análisis”, dijo. “Lo importante fue la lluvia que cayó anoche”, valoró como estrategia de prevención. 


En las zonas rurales de El Maitén, la comunidad Cañú fue una de las afectadas. La werken de la comunidad describió la situación como “crítica” y solicitó a la fuerza policial que despejera la ruta para permitir el acceso de asistencia y a las personas que quisieran acercar materiales de trabajo y asistencia para detener el fuego. Según la organización Greepeace, los incendios en El Maitén habían arrasado hasta ayer a la tarde con 1500 hectáreas. “Se precisan refuerzos, más infraestructura y más presupuesto. Incendio y desmonte deben ser delito penal”, sostuvo la organización ambiental.