Seleccionar página
Agroecología
Agronegocio
Extractivismos
Territorios
Alimentación
Crisis climática
El Parlamento Mapuche repudió las acusaciones infundadas por los incendios
Calificaron de "irresponsabilidad política" e "incitación al odio racial" las acusaciones hechas por Miguel Ángel Pichetto y Alberto Weretilneck y les recordaron: "Somos nosotros quienes hacemos el mayor esfuerzo para cuidar el territorio de la voracidad inmobiliaria que viene detrás del incendio".
marzo 12, 2021
incendio_el_hoyo
Foto: Euge Neme

La Coordinadora del Parlamento del Pueblo Mapuche de Río Negro repudió las acusaciones infundadas que ponen a las comunidades originarias como responsables de los incendios ocurridos en la Comarca Andina y las calificó como una “irresponsabilidad política” por parte de dirigentes del PRO como Miguel Ángel Pichetto o el ex gobernador y senador nacional Alberto Weretilneck, a quienes señalaron como personas ligadas a los negocios inmobiliarios y los poderes económicos. “Quienes inmediatamente se han organizado para luchar contra el fuego son las comunidades mapuche que están en el territorio”, subrayaron y pidieron a la clase política y a la Justicia que condene los discursos de “incitación a la violencia racial”. 

El comunicado de la Coordinadora lamentó que “los incendios que se vienen produciendo en la Comarca Andina de Chubut y Río Negro nos tiene doblemente victimizados, no solo porque los territorios afectados en parte son territorios comunitarios, sino porque en las ultimas 48 horas se han emitido declaraciones y denuncias infundadas”.

Además, la carta pública señala que la Policía de Chubut cuenta con pruebas de que uno de los focos de incendio “se produjo por la caída de un transformador de una línea eléctrica” y cita una de las razones ambientales por las que los focos de incendio se expanden rápidamente: “Han instalado el pino en esta región como una actividad rentable para quien la planta, pero nociva para quien vive en el territorio”. 

La coordinadora precisó el rol de algunas funcionarios locales y figuras políticas que comenzaron a agitar nuevamente la historia de la RAM —acompañado por notas en los diarios Clarín e Infobae—, desde el presidente de la Asociación de Bomberos de El Bolsón, Juan Carlos Martínez, a quien identifican como miembro activo del PRO y titular de una asociación que recibe aportes económicos del empresario Joe Lewis; hasta los discursos mediáticos de la diputada Florencia Arietto (ex funcionaria del Ministerio de Seguridad en la gestión de Patricia Bullrich) y el ex senador y aliado del PRO Miguel Ángel Pichetto, “cúpula política de una partido de derecha racista, ligado a los poderes económicos que agobian al país y especialmente a la zona andina”.

Esta mañana, Pichetto continuó acusando por los incendios al Pueblo Mapuche durante una entrevista en FM Urbana Play, pero ante la consulta de cuáles eran las pruebas de sus sospechas, respondió: “Porque (los mapuches) están ahí. Uno de los primeros sospechosos son esta gente”.

La Coordinadora Mapuche también lamentó las acusaciones del ex gobernador y actual senador nacional Alberto Weretilneck y lo calificó de “cómplice de todos los negociados inmobiliarios de la provincia de Río Negro en los últimos años”. 

“La irresponsabilidad política de estas denuncias de odio son canallescas y asesinas. Se olvidan que en la provincia hay una población mayoritariamente Mapuche. Esta situación que se pretende instalar con discursos cuando el incendio todavía no está controlado es una incitación a la violencia racial y merecen ser investigadas y condenadas por la clase política, la sociedad, pero fundamentalmente por el Poder Judicial”, exigieron. 

Hipótesis con pruebas y la problemática forestal

Frente a las acusaciones que vuelven a agitar el fantasma de la RAM y mencionan al referente mapuche detenido en Chile Facundo Jones Huala o la hipótesis que dejó correr el senador Weretilnek en los medios sobre un auto blanco que recorrió los focos de incendio con tres personas de la comunidad mapuche a bordo, la coordinadora del Pueblo Mapuche señaló que “la Policía de Chubut determinó con fotos, testimonios y filmaciones que el inicio del incendio se produjo por la caída de un transformador de una línea eléctrica y produjo los primeros dos focos de incendios”. 

Por otra parte, el comunicado desarrolla una de las causales ambientales de la rápida propagación de los incendios al recordar que vienen denunciando “la problemática de las forestales, que han instalado el pino en esta región como una actividad rentable para quien la planta, pero nociva para quien vive en el territorio”. 

El pino produce un doble daño, las plantaciones consumen grandes cantidades de agua secando y llevándose todos los nutrientes haciendo imposible que alguna otra especie de planta crezca junto al pino”, precisan y agregan: “En épocas de cambio climático y de sequías como la que se vive actualmente, el pinar se transforma en un polvorín que ante la menor chispa enciende y se propaga sin control causando daños como lo que estamos viendo y viviendo”.

“El Pueblo Mapuche hace el mayor esfuerzo por cuidar el territorio” 

“Quienes inmediatamente se han organizado para luchar contra el fuego son las comunidades mapuche que están en el territorio”, sentencia el comunicado y está a mano el caso de la Lof Cañio, que desde el domingo pasado solicita refuerzos para combatir con el foco de incendio en la zona del Cerró León, en El Maitén. 

“Somos nosotros como Pueblo Mapuche Tehuelche quienes hacemos el mayor esfuerzo para cuidar el territorio de la voracidad inmobiliaria que viene detrás del incendio, somos nosotros como Pueblo Mapuche Tehuelche que defendemos el territorio de las garras extractivas de mineras, forestales, e hidroeléctricas”, enumera el comunicado.  


Y da una última respuesta a las acusaciones surgidas de los sectores de derecha: “No es nuestra práctica quemar nuestras propias casas y bosque nativo, resguardamos el territorio milenariamente, eso es lo que nos lleva a luchar frente a la voracidad capitalista, frente a un Estado que no respeta nuestra territorialidad y frente a canallas delincuentes disfrazados de representantes políticos que son parte del negocio”.