Seleccionar página
Para que las petroleras no se apropien del Mar Argentino
octubre 11, 2021
“Mientras por arriba tejen acuerdos, por abajo se organiza la resistencia”, afirman asambleístas de Mar del Plata que reiteran la negativa al extractivismo petrolero. Audiencias públicas, movilizaciones y hasta una reciente resolución oficial van a contramano de la exploración en el Mar Argentino. Rechazos al proyecto de Ley de Hidrocarburos del Gobierno.
Protesta en Mar del Plata por las petroleras
Foto: Radio Comunitaria La Revuelta

Por Asamblea por un Mar Libre de Petroleras

Pronunciamos un rotundo rechazo a la propuesta de Ley para la «Promoción de las Inversiones Hidrocarburíferas», presentada el 15 de septiembre por el Ejecutivo Nacional. Este proyecto se plantea como la reactivación del sector de hidrocarburos a lo largo y a lo ancho del país. La iniciativa es sustentada en el falso discurso de alcanzar la soberanía energética para el abastecimiento del mercado interno y la generación de saldos exportables que permitan acumular divisas para el pago de la deuda externa (ilegitima y fraudulenta).

De aprobarse la Ley se brindaría estabilidad financiera e impositiva por 20 años a las inversiones del sector petrolero en toda la cadena productiva, además de las exportaciones garantizadas y la libre disponibilidad de divisas para un porcentaje de la producción incremental.

La explotación petrolera costa afuera (offshore) tendrá beneficios adicionales como un bono fiscal, en función del riesgo y la complejidad de la operación. Dicho sea de paso, ese mayor riesgo implica mayores posibilidades de accidentes y derrames (según un estudio de la Universidad Nacional del Centro, debido a las condiciones extremas que se dan en el mar son de un 100 por ciento). Además, el proyecto de ley habla de avanzar tanto en la Plataforma Continental como en el Mar Territorial, mucho más cerca de la costa.

En su discurso, el presidente Alberto Fernández dejó bien explicito el sueño de transformar a la provincia de Buenos Aires en una “empresa/provincia petrolera”, desconociendo el reclamo que las comunidades costeras contra el inicio de la exploración sísmica en nuestro mar.

Este proyecto de Ley es un paso más para avanzar en el corrimiento de las fronteras hidrocarburíferas, y su aprobación legitima el despojo al que seremos sometidas las comunidades asentadas en los territorios donde existan reservas factibles de ser extraídas.

El anuncio no hace más que reafirmar el destino planificado desde hace muchos años para los territorios costeros, por parte de las corporaciones petroleras y el Estado: ser sacrificados en el altar de la industria hidrocarburífera, que además de generar graves impactos ambientales, destruirá el turismo y la pesca, con las consecuentes pérdidas de puestos de trabajo. Por otro lado, se sigue profundizando la matriz energética petróleo dependiente, responsable en gran medida del cambio climático que estamos vivenciando.

Nos oponemos a la aprobación de la Ley porque profundiza el extractivismo, el saqueo y la contaminación de los bienes comunes y arrasa con las economías regionales, las actividades sociales y culturales de las comunidades afectadas.

Protesta en Mar del Plata por las petroleras
Foto: Diego Izquierdo

Suspensión de la Evaluación Ambiental en Mar del Plata

Por otro lado, el 23 de septiembre, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación presentó la Resolución 16/2021 de la Secretaría de Cambio Climático, Desarrollo Sostenible e Innovación. La misma, determina la suspensión de los plazos del procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental del proyecto “Campaña de adquisición sísmica offshore Argentina; cuenca Argentina norte (áreas can 108, can100 y can 114)”, presentado por la empresa Equinor, hasta tanto se reciba respuesta de todos los organismos que deban ser consultados.

Esta resolución se ampara en la presentación hecha el 31 de agosto por parte de las cámaras empresarias de la pesca, en la que cuestionan el procedimiento de evaluación de impacto ambiental y de participación ciudadana realizada en ese contexto. Es decir, las corporaciones pesqueras reclaman no perder su lugar en el reparto del mar, y un acuerdo de convivencia entre las dos actividades, y en el peor de los casos un plan de remediación y resarcimiento económico claros, con el Estado Nacional como mediador.

Rechazo al extractivismo petrolero sobre el mar

Desde nuestra Asamblea reivindicamos el proceso de organización y resistencia que venimos gestando a pulmón las comunidades costeras. Hemos vencido el cerco mediático y de desinformación, logrando instalar nuestro reclamo a través de las distintas acciones realizadas en estos meses. La Audiencia Pública, a pesar de su carácter virtual y de haberse realizado en medio de la cuarentena sin que la comunidad pudiera informarse sobre estos proyectos y sus impactos socio ambientales, fue una muestra más que contundente del rechazo al avance del extractivismo petrolero sobre el mar. Al igual que lo fueron las movilizaciones y jornadas de difusión llevadas a cabo.

Nuestra lucha sigue vigente y continuaremos reclamando hasta lograr el rechazo definitivo del proyecto de exploración sísmica presentado por Equinor al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, así como las adjudicaciones de las áreas marítimas concesionadas a las corporaciones petroleras.

El extractivismo petrolero no podrá avanzar hacia el mar porque la resistencia de las comunidades organizadas lo detendrá.

¡Somos la ola de un tsunami que se agiganta contra las petroleras en el mar!

¡Fuera el extractivismo de nuestrxs cuerpxs y nuestros territorios!