Seleccionar página
Agroecología
Agronegocio
Extractivismos
Territorios
Alimentación
Crisis climática
La agencia ambiental de Estados Unidos pone límite al maíz y algodón transgénico
La EPA puso bajo revisión diez eventos de maíz y algodón transgénico comercializados por Syngenta, Bayer y Corteva.
diciembre 11, 2020

La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA por sus siglas en inglés) elevó una propuesta para eliminar gradualmente, en los próximos tres a cinco años, la gran parte de los eventos de maíz y algodón transgénico conocidas como “Bt”, a partir de varios informes que indican que la modificación genética incorporada ya no cumple con el objetivo de eliminar plagas por la resistencia generada en los insectos.  Las empresas agroquímicas que los producen son Corteva, Sygenta-ChemChina y Bayer-Monsanto.

Los tipos de maíz y algodón conocidos como Bt tienen una edición genética para incorporarles proteínas insecticidas en sus tejidos. La proteína incorporada proviene de la bacteria de suelo Bacillus thuringiensis (Bt), que cuando es ingerida por las larvas de los insectos lepidópteros activa una toxina que detiene el proceso digestivo. Sin embargo, la propuesta preliminar de la EPA advierte los riesgos de resistencia generada por este tipo de insectos.

Entre los eventos transgénicos que propone eliminar la EPA gradualmente, de acuerdo al análisis hecho por la agencia especializada DTN, se encuentran 6 transgénicos producidos por Pionner & Dow Agrosciences (Corteva), 3 de Syngenta-ChemChina y 1 de Monsanto (Bayer). El estudio del EPA precisa que los eventos que no propondrá eliminar son los que contienen la proteína Vip3A de Syngenta, ya que no cuenta con documentación que registre resistencia. 

La propuesta contiene la posible eliminación de un nuevo paquete tecnológico para atacar el gusano de la raíz que contienen una acción de Ribointerferencia para controlar la activación de los genes, denominada SmartStax PRO, que todavía no fue lanzada al mercado. La EPA tras publicar su documento preliminar y abrió una ronda de consultas entre toda la cadena de producción hasta el 9 de noviembre pasado, que ahora será procesada.