Seleccionar página
Desalojan a una familia de campesinos agroecológicos
diciembre 17, 2020
Sección: Agroecología
“Lo primero que hicieron fue tumbar el maíz agroecológico, que es nuestro orgullo”, relata Sandra Gobbo en el video que muestra el momento del hecho en la localidad santafecina de Bigand.

Por Ricardo Serruya

Bigand es una localidad de Santa Fe. Se ubica al sur, en el cruce de la Ruta Nacional 178 con la Provincial 14. Se encuentra a 236 kilómetros de la capital de la provincia y a sólo a 70 de Rosario.

Fue fundada en 1909 por Víctor Bigand que dejó que familias de colonos ocupen, cuiden y trabajen aquellas tierras. Desde 1920, veinticuatro familias  se encargaron de realizar la explotación agropecuaria y ganadera de este lugar.

Víctor Bigand tuvo tres hijos que no dejaron descendencia. Mercedes Bigand, la última de sus herederos, falleció en el año 2005, a los 94 años de edad. Las 3500 hectáreas pasaron a la Fundación de Asistencia y Desarrollo Solidario “Honorio Bigand”.

Desalojo

De las 24 familias que trabajaban la tierra hoy solo queda una compuesta por  Sandra Gobbo, Oscar Marinucci y sus tres hijos.

Hoy la familia Gobbo-Marinucci tiene sentencia de desalojo en una causa llevada a cabo por la Fundación que derrumba el trabajo de más de 100 años protagonizado por cuatro generaciones.

Con la voz cortada, Sandra Gobbo relata que hace 13 años vienen luchando contra los desalojos pero que “ahora una sentencia de la Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Santa Fe avala que la fundación se quede con estas tierras donde tenemos nuestra única y humilde vivienda y nuestra granja agroecológica de explotación mixta”.

Por fuera de la Ley

Resulta curioso que en épocas de pandemia un fallo judicial  sentencie un desalojo de una familia campesina y no se respete lo estipulado en la ley provincial Nº 13666 y en la Ley Nacional Nº 27118 de reparación Histórica para la Agricultura Familiar.

La familia se encuentra inscripta en el Registro Nacional de Agricultura Familiar del Ministerio de Agroindustria de la Nación, bajo el Nº 000191-20-80 y por tanto los ampara la legislación nacional y provincial.

Por otra parte la provincia de Santa Fe, mediante Ley Nº 13.541 adhirió a la Ley de Agricultura Familiar 27.118 y la misma, en su artículo 18, contempla la suspensión de desalojos a agricultores familiares, campesinos e indígenas; amparo que alcanza al caso de referencia. 

Destruyeron maíz agroecológico

Nada de esto pareció importar ni a la Corte Suprema de Justicia que avaló el desalojo ni a la fundación que, como se ve en el video, destruyeron una producción de maíz agroecológico de 10 hectáreas cuando en las 3000 restantes existen lotes sin producción

Como Sandra Gobb cuenta: “Lo primero que hacen es tumbar el maíz agroecológico, no les interesa nada. Tanto nos costó. Hay otros lotes pero vienen a tumbar este maíz que es  nuestro orgullo, se llevan 100 años de historia, y nuestras vidas… Demuestran la poca empatía que tienen con la naturaleza, con el medio ambiente y el pequeño chacarero.”

A poco de conocerse el fallo judicial y el video que aquí se acompaña, organizaciones ambientales, el Foro Agrario de Santa Fe, colectivos de campesinos agroecológicos -entre otros- se unían al reclamo de la familia y expresaban su solidaridad, sabedores que no solo se trata de una lucha por defender a una familia, sino que va más allá, comprende una posición contra un modelo de concentración y producción de  tierra y de exclusión de pequeños campesinos.