Seleccionar página
Agroecología
Agronegocio
Extractivismos
Territorios
Alimentación
Crisis climática
Punta Querandí logró la restitución de los restos de ancestros de la comunidad
Se trata de ocho restos de integrantes ancestrales del pueblo Querandí, restituidos a través de un convenio con el Municipio de Tigre. Se trata del primer antecedente en el Área Metropolitana de Buenos Aires.
marzo 19, 2021
Comunidad indígena Querandí logró la primera restitución de restos indígenas._
Foto: Omar Bogado

Ocho restos humanos de miembros ancestrales del pueblo Querandí fueron restituidos el pasado 6 de marzo a la Comunidad Punta Querandí de Dique Luján en el Municipio de Tigre. El acto se desarrolló en la sede del Instituto Nacional de Antropología, en el barrio porteño de Belgrano. Se trata del primer antecedente de restitución de restos a las comunidades originarias en el Área Metropolitana de Buenos Aires.

El Gobierno bonaerense, a través de la Dirección Provincial de Patrimonio Cultural y el Consejo Provincial de Asuntos Indígenas (CPAI), en cumplimiento de una resolución de 2019 del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), restituyó a la Comunidad Indígena Punta Querandí los restos humanos excavados durante la década del ’90 de los sitios arqueológicos Arroyo Garín, La Bellaca I y La Bellaca II, que se encuentran situados en las cercanías de su territorio comunitario.

Luego del acto se realizó una marcha que trasladó los tres cofres de madera con los restos humanos a un parque próximo ubicado en las Barrancas de Belgrano. Los representantes de la comunidad firmaron con el intendente de Tigre, Julio Zamora, un acuerdo de custodia temporal de los restos hasta sus entierros definitivos previstos para los próximos meses. Quedan por restituir 42 cuerpos encontrados en 1925 en el sitio arqueológico Arroyo Sarandí, además de otro centenar hallado en Escobar, Campana y otros distritos.

Este nuevo triunfo de Punta Querandí llega luego de haber conseguido meses atrás el reconocimiento de la propiedad comunitaria de su territorio, a través de un convenio con el Municipio de Tigre.

“Nuestra sangre y nuestra memoria viven»

La ceremonia oficial se realizó en la sede del INAPL, donde trabajan los arqueólogos que tenían los esqueletos en custodia. Los restos fueron recibidos por Reinaldo Roa y Santiago Chara, del Consejo de Ancianos, y Soledad Roa, del Consejo de Mujeres, entre otras y otros integrantes de Punta Querandí.

Soledad Roa agradeció “a la Nación, la Provincia y el Municipio, y a los hermanos de otras comunidades que nos acompañaron en esta lucha”. Además agregó la importancia del hecho ya que reconoce la preexistencia indígena en Buenos Aires al mismo tiempo que “reconoce que aún estamos acá, que nuestra sangre y nuestra memoria vive”.

Por su parte, Reinaldo Roa expresó: “Hay que luchar, hermanos, por la vida. Nosotros no estamos en contra de nadie, estamos a favor de la vida”. Mientras que a su turno, Santiago Chara manifestó: “Gracias a todos. Ahora nos vamos a sentir más enteros, porque nos faltaba una parte”.

En el acto oficial estuvieron funcionarios y funcionarias de distintos organismos estatales que intervinieron en el proceso: el subsecretario de Derechos Humanos de la Provincia, Matías Facundo Moreno, el secretario ejecutivo del Consejo Provincial de Asuntos Indígenas, Nehuen Sosa; el Director Provincial de Patrimonio Cultural, Pedro Delheye; la presidenta del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, Magdalena Odarda; el coordinador del programa de restituciones de dicho organismo, Fernando Pepe; la Subsecretaria de Derechos Humanos de Tigre, Natalia Reynoso; la Directora del Instituto Nacional de Antropología, Leonor Acuña; el Defensor del Pueblo de la Nación, Juan José Böckel; y la presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires, Roxana López, entre otras autoridades.

Punta Querandí: la primera recuperación de ancestros en el AMBA

Afuera del Instituto de Antropología aguardaron la salida de la comunidad y de los ancestros casi un centenar de personas entre miembros de comunidades y organizaciones indígenas, movimientos sociales, ambientales, académicos, instituciones locales de Dique Luján y dirigentes políticos. «Allí se generó un momento de reflexión y de fuertes denuncias contra lo que se calificó como ciencia racista; hubo ceremonias, abrazos, danzas, música y cantos reivindicativos. Se sentía la emoción por conquistar un derecho inédito en el conurbano: la primera recuperación de ancestros«, informó el sitio Punta Querandí.

“Fue un día muy fuerte, eran sentimientos encontrados, de alegría y por otro lado bronca porque (los ancestros) estuvieron presos en cajas de cartón”, manifestó la cacica Cintia López de la Comunidad Qompi de Garín y referente de la Unión de Pueblos Originarios de Tigre y Escobar, a la que pertenece Punta Querandí. Junto a ella estuvieron muchos miembros de su comunidad y el artesano qom Amancio Rojas de la localidad Ricardo Rojas, también representante de la Unión.

Los ancestros vuelven a su territorio después de años de maltrato y encierro dentro del INPL”, definió Mayra Juárez, docente kolla-guaraní que milita en el medio de comunicación TeleSISA. “Fue muy emocionante esperarlos, verlos salir y recibirlos. Una jornada de lágrimas y nudos en la garganta”, señaló Mayra quien durante 2012 y 2013 participó activamente de Punta Querandí.

Delia Claros tomó la palabra representando a la Comunidad Pluriétnica Tres Ombúes de La Matanza, que protege un espacio arqueológico conocido como “sitio Ezeiza”, resistencia iniciada hace más de diez años. De esta comunidad estuvieron Valentín Callamullo, Paula Alvarado Mamani, Jakeline Mariaka, Guillermo Mamani, Amaru Barrios, entre otros. “Es una pequeña porción de reparación, queda muchísimo por hacer. Es un gran paso volver a traer a nuestros hermanos”, señaló Delia y remarcó que Buenos Aires es territorio ancestral querandí, chaná y guaraní, entre otras nacionalidades.

“Hoy estamos recibiendo a los ancestros físicamente, aunque espiritualmente ya están con nosotros. Fueron ellos los que han movido esta fuerza necesaria para lograr esta restitución”, resaltó Miriam Liempe del Pueblo Mapuche, Secretaria de Relación con los Pueblos Originarios de CTA Autónoma y referente del Parlamento Plurinacional de Argentina. Y advirtió: “Todavía se hacen ciudades arriba de cementerios. Necesitamos organizarnos y abrir conciencia”.

Por su parte, la comunicadora quechua Zulema Enriquez, docente y militante del Encuentro Plurinacional de Argentina, expresó: “Se cierra un ciclo de lucha, de organización y concientización dando cuenta de que Buenos Aires es indígena, pluricultural y plurinacional”.

Otra mirada la aportó Laura Zalazar del Pueblo Kolla y de la Red de Memoria India en Buenos Aires. “Punta Querandí fue un lugar de resignificación de mi identidad”, señaló. En ese sentido, subrayó que la lucha fortaleció a los indígenas en la urbanidad. Y destacó el rol que tuvieron los medios de comunicación indígenas, alternativos y comunitarios.

«Es importante en la reparación histórica un Estado presente«

La presidenta del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI), Magdalena Odarda, calificó el acto como “un gran momento porque es un proceso de mucha lucha de la comunidad de Punta Querandí en Tigre, es la mayor restitución que se ha hecho en la provincia de Buenos Aires y está en el marco que ha dado el presidente de la Nación en la apertura de sesiones ordinarias del Congreso: la reparación histórica”.

“Este paso que se ha dado aquí va a ser visto y va a ser imitado ojalá por muchas comunidades. Los restos humanos que se encuentran en museos o en colecciones privadas y públicas, tienen que descansar en paz en sus territorios”, señaló en declaraciones al Periódico Renacer.

Esta restitución es “histórica” y “combativa”, subrayó por su parte Fernando Pepe, coordinador del Programa de Restitución de Restos Humanos del INAI, ya que “la comunidad resistió contra todo y todos desde 2004″. Desde la Subsecretaría de Derechos Humanos de la Provincia, su responsable Matías Moreno destacó que se vivieron “muchas matanzas y genocidios” y “por eso es importante en la reparación histórica un Estado presente”. En ese sentido, subrayó que “es muy importante que en términos ejecutivos se haya trabajado con el municipio, la provincia y la nación” y mencionó la voluntad de seguir dando respuestas a las demandas de los Pueblos Originarios.

Por su parte, el jefe comunal Julio Zamora expresó a los medios que “es un acto reparador y un hito muy importante” que se suma a otro triunfo que es el proceso de reconocimiento de la propiedad comunitaria, para que en Punta Querandí “se desarrollen políticas destinadas a visibilizar las problemáticas que viven los pueblos originarios, para que puedan inculcar los idiomas para que no se pierdan y todas aquellas cuestiones que tienen que ver con mantener de pie y viva la historia de aquellos que vivieron antes de los españoles aquí”.