Seleccionar página
Agroecología
Agronegocio
Extractivismos
Territorios
Alimentación
Crisis climática
Paro en los puertos: el complejo agroexportador continúa sin responder a los reclamos salariales
Los gremios de aceiteros y recibidores de granos mantienen el paro en los 22 puertos cerealeros del país por la "intransigencia patronal" para presentar una propuesta salarial satisfactoria.
diciembre 15, 2020

El paro en los puertos exportadores de granos cumple una semana por la negativa de las cámaras del complejo agroexportador de responder a los reclamos de los trabajadores reunidos en la Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina (Ftciodyara) y la Unión Recibidores de Granos y Anexos de la República Argentina (Urgara). El Ministerio de Trabajo convocó ayer a una mesa de negociación en la que no se alcanzó un acuerdo. 

Daniel Jofre, secretario general del sindicato de aceiteros junto a algunos trabajadores
Foto: Prensa FTCTIODyARA

La huelga nacional que llevan adelante los trabajadores aceiteros y recibidores de grano por la «intransigencia patronal» coincide con  las medidas de fuerza del Sindicato de Obreros y Empleados Aceiteros del Departamento San Lorenzo (SOEA), por lo que se encuentra paralizada la producción de aceites, subproductos y exportación de granos los 22 puertos cerealeros

La reunión de conciliación en el Ministerio de Trabajo se extendió ayer por 10 horas, pero los referentes sindicales informaron que la decisión de las cámaras patronales fue sostener su negativa de otorgar un incremento salarial. En el caso de los trabajadores aceiteros, en la actualidad, el básico está fijado en 69.700 pesos y el reclamo es por un aumento que lo lleve el básico a 81.670 pesos, retroactivo a agosto, cuando venció el último acuerdo paritario. 

«Las mismas empresas que no liquidan dólares apostando a la devaluación del peso y que continúan haciendo lobby por una ley a su medida, buscan culpar a los sindicatos de su accionar especulativo, contrario no sólo a los intereses de los trabajadores del sector, sino de todo el país», lamentaron los gremios.  

El conflicto lleva semanas sin poder resolverse con las distintas representaciones del complejo agroexportador: Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara), Centro Exportador de Cereales (CEC), Cámara Argentina de Biocombustibles (Carbio), Cámara Industrial de Aceites Vegetales de Córdoba (Ciavec) y la Cámara de Puertos Privados Comerciales (CPPC). 

«Una vez más estamos dando ejemplo de conciencia y unidad obrera en estas jornadas que ya son históricas”, destacaron desde el gremio de aceiteros y recibidores de granos, y agregaron: «La gran huelga nacional es la respuesta de los trabajadores ante la prepotencia de las patronales para quienes fuimos esenciales a la hora de mantener la producción, desde el primer momento de la pandemia, pero dejamos de serlo a la hora de reclamar el salario que nos corresponde para una vida digna».