Seleccionar página
Agroecología
Agronegocio
Extractivismos
Territorios
Alimentación
Crisis climática
Francia compensará económicamente a quienes abandonen el glifosato
La medida del ministerio de Agricultura de ese país busca eliminar el uso del agrotóxico más utilizado en el mundo.
diciembre 14, 2020

El Ministerio de Agricultura de Francia planteó ayudas de compensación de 2.500 euros para quienes abandonen el uso del glifosato, el agrotóxico más utilizado en el mundo y el pesticidia insignia del modelo de agronegocio.

El objetivo de esta propuesta es compensar los costos que se le presentan a los agricultores al momento de eliminar el uso de ese agrotóxico, ya que no se benefician inmediatamente de la inversión que realizan.

Además, se añadirán 80 millones de euros adicionales destinados a la reconversión del equipamiento agrícola, para -por ejemplo- pasar del deshierbado químico al mecánico. Con el incremento de presupuesto, ahora dicho fondo llegaría a 215 millones de euros.

El glifosato es el agrotóxico más utilizado en el mundo, el primero creado por Monsanto para utilizar en el paquete químico junto a la “soja RR”.

La medida fue aprobada por el Senado, con el visto bueno del gobierno de Emmanuel Macron. La decisión legislativa incluye la puesta en marcha de un crédito fiscal por un importe de 2.500 euros para apoyar a las explotaciones agrarias que declaren en 2021 y/o 2022 que ya no utilizan productos fitosanitarios que contengan la sustancia activa glifosato.

Limitar el uso de pesticidas

El Instituto francés de investigación agraria (INRAe) ha evaluado que en cultivos extensivos en siembra directa, el coste adicional podría ser de hasta 80 euros por hectárea, o hasta 7.000 euros para una explotación media de 87 hectáreas. En viticultura, el coste adicional medio sería de 250 euros por hectárea.

Por su parte, la medida de la ayuda a la reconversión de equipos estará disponible a principios de 2021. Habrá una lista positiva de equipos elegibles.

Fumigación en campos de soja en Brasil
Foto: Daniel Beltrá / Greenpeace

En Argentina, el uso de semillas transgénicas y agroquímicos fue aprobado en 1996, pero hasta hoy no hay cifras oficiales sobre su uso.  El informe Antología Toxicológica del Glifosato +1000, recopilado por Eduardo Martín Rossi y editado por la ONG Naturaleza de Derechos, reúne 1100 estudios científicos que dan cuenta de los efectos del glifosato en el ambiente y en la salud.

Glifosato prohibido en otros países

Así como en Francia el glifosato ya había sido prohibido para espacios públicos, otros como países como Belgica, Dinamarca y Portugal tomaron decisiones similares.

Por su parte, en diferentes ciudades de Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, España y Australia, entre otros países, también el uso del agrotóxico fue prohibido y limitado en base a los estudios científicos que demuestran, tal como lo afirmó la propia la Organización Mundial de la Salud, que es un herbicida “probablemente cancerígeno para los seres humanos”.