Seleccionar página
Agroecología
Agronegocio
Extractivismos
Territorios
Alimentación
Crisis climática
Exigen que la Cámara de Diputados trate la Ley de Humedales
Se conformó la Red Nacional de Humedales. Reclaman que avancen los proyectos de ley y denuncian el accionar del sector empresario. Los humedales abarcan el 21 por ciento del territorio nacional.
noviembre 5, 2020

Red Nacional de Humedales (Renahu)”, es el flamante espacio que conformaron organizaciones socioambientales, ONG, investigadores, vecinos y activistas de todo el país que exigen a los diputados que eviten las demoras y den tratamiento a una ley de protección de humedales este año. Los humedales abarcan el 21 por ciento del territorio nacional, unas 60 millones de hectáreas.

Ley de Humedales
© Eduardo Bodiño / Greenpeace

Los humedales son sitios de gran biodiversidad, zonas de inundación permanente o temporaria, que actúan como «esponja» y regulan el caudal de agua. Absorben y atenúan inundaciones. Ejemplos de humedales son los Esteros del Iberá (Corrientes), el Delta del Paraná (Santa Fe, Entre Ríos, Buenos Aires), la Laguna de los Pozuelos y las Salinas Grandes (Jujuy), entre otros. Almacenan el 30 por ciento del carbono terrestre (son fundamentales para mitigar los efectos de la crisis climática y el calentamiento global).

En las últimas décadas sufrieron el avance de actividades perjudiciales, desde agronegocio (ganadería, arrozales, soja), minería (sobre todo de litio) hasta de grandes empresas inmobiliarias (los countries suelen ubicarse, y destruir, humedales).

Los incendios en la zona de Rosario (Santa Fe) y Victoria (Entre Ríos) fueron uno de los hechos que pusieron en agenda pública la destrucción masiva de humedales. Los distintos sectores políticos tomaron el tema y presentaron quince proyectos de ley para regular las actividades que pudieran afectar los reservorios de agua.

“Vemos con preocupación que el próximo 20 de noviembre se termina el año parlamentario y aún no existe un dictamen que refrende un texto de ley que fue elaborado de manera rigurosa y participativa tras meses de debate plasmados en una redacción compartida”, denunció la Red Nacional de Humedales (Renahu), que llamó a una serie de manifestaciones y acciones para la semana del 14 al 20 de noviembre. Esa fecha, el viernes 20 de noviembre, es la fecha límite para emitir dictamen de Comisión y que el proyecto siga su curso.

Recordaron que la lucha por los humedales lleva más de una década. Y en los últimos ocho años se lograron dos sanciones en el Senado de la Nación que naufragaron luego en la Cámara de Diputados. “El fuego demostró que la protección de humedales es la agenda más urgente y el Congreso debe tomar una decisión sin más dilaciones”, exigieron las organizaciones socioambientales.

¡Ley de Humedales ya!

Patricia Pintos, investigadora del Centro de Investigaciones Geográficas de la Universidad de La Plata, explicó que muchas organizaciones y académicos debatieron y aportaron para un proyecto de consenso en el marco de la Comisión de Recursos Naturales (presidida por el legislador Leonardo Grosso). Pero todo quedó en un segundo plano ante los incendios y el proyecto para modificar la Ley del Manejo del Fuego (impulsada por Máximo Kirchner), que rápidamente obtuvo dictamen de la Comisión.

La Ley de Humedales duerme el ‘sueño de los justos’. Hay mucha presión de las corporaciones para que la ley no salga. El próximo lunes (9) el diputado Grosso se comprometió a hacernos una devolución de nuestros aportes e informar el estado del proyecto de ley”, explicó Pintos. Y detalló que, luego de Recursos Naturales, el proyecto debe tratarse en otras comisiones (Agricultura, Vías Navegables, Hacienda), donde seguramente intentarán cambios en favor del sector empresario y del extractivismo. Todo hace prever que la Cámara de Diputados no tratará el proyecto en el recinto (para votación) este año.

“Que haya quince proyectos entre las cámaras de Diputados y Senadores, de todos los bloques políticos, pero que no haya ni un dictamen de Comisión, refleja la escasa voluntad política de avanzar”, afirmó Pintos.

La Red Nacional de Humedales agrupa a organizaciones de todo el país, desde los ecosistemas altoandinos hasta los mallines y turberas, desde los esteros hasta el Delta del Paraná. Precisaron qué sectores no quieren la protección de los humedales: “Los lobbies extractivistas, mineros, forestales, inmobiliarios, agroindustriales y ganaderos”.

“Que legisladores y legisladoras dejen de tener oídos, ojos y manos abiertas ante estos grandes lobbies que disponen de sus despachos con gran eficacia para los intereses privados. Que hombres y mujeres dignas en el Congreso Nacional atiendan al bien común, a la provisión de agua y alimentos para la humanidad y al respeto por la naturaleza que sostiene nuestras vidas”, exigieron desde la Renahu y le recordaron al sector político: “La crisis socioecológica ya explotó. Es tiempo de dar una respuesta desde el Congreso. ¡Ley de Humedales YA!”.