Corte de ruta contra la megaminería en La Rioja
enero 7, 2022
Asambleas riojanas mantienen desde hace casi dos meses un corte de ruta contra la megaminería de uranio en la localidad de El Cantadero. Cuestionan el accionar del gobierno provincial y de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA). Por su parte, en el departamento de Vinchina, organizaciones sociales alertan sobre un proyecto minero oro y cobalto.

Pobladores de la Quebrada Alipán, en El Cantadero —a 80 kilómetros de la capital de La Rioja— mantienen un corte en la ruta provincial 3 para impedir la explotación de uranio en el lugar. «La minería de uranio no tiene licencia social en La Rioja», advirtieron en un comunicado. La protesta se inició el viernes 19 de noviembre en inmediaciones de El Duraznillo, a cuatro kilómetros del proyecto minero. La acción pacífica es sostenida por vecinos y vecinas de esa localidad y de Higuerillas, Las Cañas y Puerto Alegre. Las asambleas socioambientales de La Rioja llevan más de una década en lucha contra la megaminería.

El 18 de noviembre pasado, los lugareños bloquearon, a veinte kilómetros de la capital riojana, el paso de vehículos de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA). La CNEA pretendía llegar a la zona de Las Cañas, en Alipán, para realizar las inspecciones necesarias para las perforaciones. Al día siguiente comenzó la protesta. «Hasta hoy continuamos cortando el paso, reafirmando la defensa del derecho a la vida, a los bienes comunes como el agua, a la producción y al ambiente sano para las futuras generaciones», afirmaron los vecinos y vecinas en un comunicado.

«No damos la licencia social a este tipo de proyectos: si no cuentan con nuestra autorización y conformidad como comunidad directamente afectada por este emprendimiento, todo trabajo que se realice en la zona es ilegal», denunciaron los pobladores. La licencia social es un requisito exigido por la Ley General del Ambiente a través de la figura de participación ciudadana, como paso previo a cualquier tarea de impacto ambiental.

El proyecto Alipán se emplazará a 20 kilómetros de la plaza principal de la ciudad de La Rioja. Pretende la la explotación de uranio en una superficie de casi mil hectáreas que abarcan los cerros ubicados entre La Fazenda y La Lancha. La intención es explotar el uranio a cielo abierto, abriendo en la montaña un open pit [pozo] de cuatro kilómetros de diámetro. Eso implicará la utilización de explosivos y sustancias tóxicas que se mezclarán con el agua de las vertientes de la zona para extraer el material radioactivo.

Uranio_La_rioja_cantadero
Foto: Subcoop

La Rioja y una historia de lucha contra la megaminería

La pelea contra la minería del uranio en La Rioja comenzó en 2008. El entonces gobernador Luis Beder Herrera suscribió con la CNEA un convenio sobre “prospección, exploración y evaluación de depósitos de uranio en la provincia de La Rioja”. Las tareas de prospección concluyeron con una declaración de manifestación de descubrimiento, inscrita como “Alipán I”. En 2010, las perforaciones exploratorias “permitieron determinar la presencia de mineral de uranio hospedado en rocas metamórficas en proximidad al contacto con cuerpos de naturaleza granítica”.

En 2012, las masivas marchas y protestas contra la minería del uranio en La Rioja impulsaron la promulgación de la Ordenanza Municipal 4930, que declaró el departamento Capital “Zona No Nuclear”, y prohibió el cateo, la prospección, exploración, explotación o industrialización del uranio o cualquier otra sustancia radiactiva. La CNEA respondió con un amparo judicial, mediante el cual solicitó la nulidad de la Resolución Municipal y la inconstitucionalidad de la Ordenanza 4930.

En 2017, la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba convocó a las partes a una audiencia conciliatoria. La Asamblea Riojana Capital presentó más de 2500 firmas de vecinos que se oponen a la minería del uranio. Finalmente, la Cámara declaró la inconstitucionalidad de la Ordenanza 4930. La Municipalidad de La Rioja apeló la resolución a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, que ratificó el fallo.

Mientras participa del corte de ruta, el vecino de la zona Darío Vega Maza afirma: «No vamos a permitir que la CNEA retorne a este lugar. Preservamos nuestro lugar de residencia, nuestra tierra y sobre todas las cosas la vida y el agua. Estamos resistiendo, no vamos a permitir que vengan a destruir nuestros territorios».

Uranio_La_rioja_cantadero
Foto: Subcoop

Cantadero: un lugar único en el mundo

En la Quebrada Alipán viven puesteros y productores que se dedican principalmente a la ganadería. El lugar también se está comenzando a explorar turísticamente. Además, la zona de El Cantadero (donde se pretende explotar uranio) tiene un gran valor biológico. Manuel Nores, doctor en Ciencias Biológicas e investigador del Conicet, expresó –en una nota realizada por El Independiente en 2012– que le pareció “fascinante encontrar vegetación y sobre todo aves de selva en un lugar totalmente inesperado como es La Rioja, que es una zona árida y semiárida”. Para Nores la minería del uranio podría terminar con El Cantadero, señaló en dicha entrevista. Explicó que «la presencia de este ambiente selvático es muy frágil y vulnerable». Nores estudia los ecosistemas de esa zona desde la década del 80.

El científico consideró en 2012 a El Cantadero como «un lugar único, no sólo de La Rioja, sino en el mundo porque no existe otra zona que tenga las aves que hay ahí. Son aves en proceso de formación de nuevas especies. Ninguno de nosotros lo verá porque son fases que duran millones de años pero ya están diferenciadas, y lo notable es que, como se produjo en un ambiente chico, mantienen características de la especie de la cual se generó». Por lo tanto, agregó que «cualquier perturbación no demasiado importante como el desvío de un arroyo, por ejemplo, bastaría para que el ambiente desaparezca».

También en Vinchina: «Estamos defendiendo el agua, que es vida»

Evelyn Barrera pertenece a la Asamblea de Autoconvocados de Vinchina, en La Rioja. En ese departamento, ubicado al noroeste de la provincia, se contabilizan 82 proyectos mineros. De ese total, 42 se localizan en el sitio Ramsar Laguna Brava, en el límite con San Juan, donde se radica la mina Veladero. Un sitio Ramsar es un humedal designado de importancia internacional bajo la Convención de Ramsar, un tratado ambiental intergubernamental establecido en 1971 por la Unesco.

Barrera señala a Tierra Viva que desde hace años la Asamblea entrega folletería a la población y da charlas en escuelas, con el objetivo de concientizar a la población.

Actualmente, el territorio de Vinchina se ve amenazado por el proyecto King Tut de explotación de oro y cobalto, que pretende instalarse en el distrito de Valle Hermoso, cercano a Famatina. «Allí nace el río Valle Hermoso, que es el que abastece de agua al departamento. Por esa razón estamos en alerta, no queremos que ingrese la megaminería a nuestro territorio, ni de La Rioja ni de Argentina. Estamos defendiendo el agua, que es vida. Estamos luchando contra estos monstruos que quieren destruir nuestras riquezas, nuestra biodiversidad, nuestros pueblos», subraya Barrera. La activista resalta que la megaminería no tiene licencia social y que van a defender el territorio porque el agua vale más que el oro y que el cobalto.