Seleccionar página
Agroecología
Agronegocio
Extractivismos
Territorios
Alimentación
Crisis climática
Agrotóxicos: segundo juicio por la muerte de Nicolás Arévalo
El niño de 4 años falleció en 2011, en Corrientes, tras haberse intoxicado con endosulfán, según confirmó la autopsia. Pese a las pruebas, en el primer juicio el productor tomatero Ricardo Prietto -hoy nuevamente juzgado- fue absuelto.
diciembre 9, 2020

El productor tomatero Ricardo Prietto se sentó nuevamente en el banquillo de los acusados en el Tribunal Oral de Goya, Corrientes, acusado por el homicidio culposo de Nicolás Arévalo, un niño de 4 años que falleció en 2011 tras intoxicarse con endosulfán. El agrotóxico provocó la muerte de Nicolás, según la autopsia forense que Prietto buscó desestimar, y provocó lesiones gravísimas en Celeste Estévez, de 7 años. 

El juicio se reinició el viernes pasado con la declaración testimonial de Gladys Arévalo, madre de Nicolás. “Recuerdo que él se me enfermó. Lo llevé al hospital sin solución, siguió con eso y no podía creer qué le pasaba. Cuando se fue, me ayudó el forense a comprender”, relató la madre a FM La Chicharra. Nicolás se intoxicó mientras jugaba con su prima Celeste frente a la quinta de Prietto, quien utilizaba el endosulfán para fumigar su producción sin controles ni medidas de cuidado. 

“El olor se sentía seguido. Y ahora que ya no está la huerta frente a mi casa, igual se sienten los olores solo que más lejos”, sostiene Gladys respecto del uso del agrotóxico prohibido desde 2013 por el INTA pero que continúa siendo utilizado ante la falta general de control estatal.    

Las pruebas que no vio la Justicia

En 2016, cuando se llevó por primera vez a Prietto al banquillo de acusados, los jueces Ángel Duarte; Romelio Díaz Colodrero y José Luis Acosta, absolvieron al productor hortícola a pesar de la autopsia, que confirmaba la presencia de endosulfán en sangre y órganos de Nicolás, las muestras de orina, la sintomatología clínica y el estudio del suelo de la quinta. También consideraron extinta la acción judicial por las lesiones gravísimas que había sufrido Celeste, quien pasó tres meses internada en el Hospital Garrahan. 

Juicio por la muerte de Nicolás Arévalo, Corrientes.
De izquierda a derecha: Josefina Arévalo, tía de Nicolás, Galdys, madre de Nicolás y Margarita Arévalo, madre de Celeste Estevez.

El juicio logró reanudarse, a 4 años de la primera sentencia y a 9 años de la muerte de Nicolás, por decisión del Supremo Tribunal de Corrientes que hizo lugar a la apelación de la Fiscalía y el abogado de la familia, Julián Segovia. 

Entre los testigos están el hermano de Nicolás y el padre de Celeste, quienes trabajaron para Prietto y ya confirmaron ante el tribunal las inexistentes condiciones de seguridad para la aplicación de los agrotóxicos. También habrá declaraciones de los vecinos, como ocurrió en 2016, que denunciaron cómo el productor intentó esconder las pruebas.