Libre, Justa y Soberana
abril 21, 2022
El paquete de transgénicos y agrotóxicos, instalado en Argentina en la década del '90, modificó el agro y los territorios del país. Las imágenes de Livio Giordano son un recorrido por las diversas aristas de ese modelo, desde las semillas modificadas genéticamente hasta los desmontes, desde los pueblos fumigados hasta el rol de las multinacionales que imponen "la república unida de la soja".

"Libre, justa y soberana" es un trabajo fotográfico de estilo documental acerca de las transformaciones de la agricultura y sus consecuencias.

De los diversos modos históricos de imaginarse el espacio rural, el ciudadano promedio posee una cantidad de elementos folklórico-productivos aislados tales como: el tractor, el arado, el molino, el mate y la vaca, entre otros clichés.

La pérdida del horizonte en las ciudades, la industrialización de la cadena alimenticia, el supermercadismo y las transformaciones de las prácticas agrarias dadas por la siembra directa han llevado a la nueva agricultura al plano de lo abstracto para la opinión pública. 

Bajo esta hipótesis, "el campo" se ha convertido en un reservorio de anacronismos culturales, siendo el costumbrismo y el pictorialismo argentino de principio de Siglo XX los últimos movimientos artísticos que han representado visualmente al espacio rural. Es en este pasaje de la vista panorámica al detalle que la estética abordada por "Libre, justa y soberana" tiene apoyatura en fuertes cortes de la imagen, llevando el paisaje rural y sus elementos hacia una mayor abstracción.

*Extracto del texto curatorial de Sebastián Vidal Mackinson.

Otros ensayos fotográficos

Soga de Agua

Soga de Agua

El río Amazonas en Perú, la selva, la memoria colectiva e individual, la cultura local, los saberes y sentimientos. La amenaza del sector empresario, la deforestación y la impune búsqueda de lucro. Imágenes y vivencias de un territorio de vida, identidad y futuro.

Cabalgata nocturna

Cabalgata nocturna

La imagen de "mujer hereje" que construyó el cristianismo desde principios del siglo XIII apuntaba contra aquellas que transmitían conocimientos ancestrales y curaban con plantas y rezos paganos. A las “brujas” se las asociaba a hechos condenados por las creencias católicas, pero sobre todo se las acusaba por estar organizadas.

La naturaleza como medicina

La naturaleza como medicina

Cautivada por las vendedoras de plantas medicinales de Paraguay, Gabriela Muzzio realizó una serie de fotografías de atados de hierbas que tituló “Yuyos”. Años después la denominó “officinalis”, en referencia a la denominación que le dan en botánica a todas las plantas con propiedades medicinales.

Télam_Tierraviva