Seleccionar página
Agroecología
Agronegocio
Extractivismos
Territorios
Alimentación
Crisis climática
La visita de Cabandié a La Rioja expuso dos agendas ambientales
El ministro de Ambiente visitó la provincia cuyana evitando tocar el tema minero, pero la asambleas riojanas criticaron algunos de sus declaraciones y le recordaron la agenda pendiente.
noviembre 17, 2020

Las asambleas socioambientales de La Rioja enviaron un mensaje de advertencia al ministro de Ambiente, Juan Cabandié, durante su visita a la provincia para recordar los 15 años de lucha contra la megaminería y expusieron los matices de las agendas ambientales. Cabandié junto al gobernador riojano, Ricardo Quintela, anunció la entrega de camiones y equipos en el marco del Plan Federal de Erradicación de Basurales a Cielo Abierto para varias localidades, entre ellas, la emblemática Famatina; y la creación de un Centro Regional Ambiental en Los Llanos, una región movilizada por el avance un nuevo proyecto minero en Sierra Las Minas, en la localidad de Chepes

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, participó, en esa provincia, de la entrega de equipamiento para el tratamiento de residuos sólidos urbanos, anunció la construcción del Centro Regional Ambiental Los Llanos y rubricó la adhesión al Plan Integral Casa Común.
Foto: Ministerio de Ambiente

Las asambleas de La Rioja Capital, Nonogasta, Chilecito, Famatina y Sur de Los Llanos encendieron las alarmas por una declaración del ministro en la que habló «arrasar con las actividades productivas en pos de defender el ambiente» y le recordaron que, por la experiencia en «otros territorios devastados ambiental y socialmente» por la megaminería, comprendieron que no existe la generación de empleo prometida, que «no hay un sólo ejemplo de comunidades que hayan salido de la pobreza con la actividad minera» y que la actividad no tiene licencia social en la provincia. Grito de adveretencia que hace días resuena fuerte en Chubut.  

«No podemos permitirle que insulte nuestra inteligencia diciendo que gracias a la megaminería tenemos comunicaciones, o micrófonos para la conferencia que estaba dando, como dijo. Le contamos que el 14 por ciento máximo de la demanda de oro a nivel mundial se relaciona con aplicaciones tecnológicas y el 86 por ciento restante se va a cajas fuertes de bancos internacionales», lamentaron. 

Cabandié dio una conferencia de prensa junto al gobernador Quintela, el secretario de Medio Ambiente provincial, Santiago Azulay, para rubricar el Plan Integral Casa Común –que impulsa pequeños emprendimientos de sustentabilidad– y anunciar la inversión de 130 millones de pesos en el plan de tratamientos sólidos urbanos, a partir de plantas de reciclado, que cuenta con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo. 

En la agenda del Ministro de Ambiente –que también contó con el anuncio de la reapertura en diciembre del Parque Nacional Talampaya y la inauguración de un vivero en el departamento Ángel Vicente Peñaloza tras la pérdida de 2.700 hectáreas en los recientes incendios– la megaminería estuvo ausente a excepción de las declaraciones apuntadas por las asambleas

En ese sentido, en diálogo con Radio Provincia de La Rioja, el secretario de Ambiente local sinceró la decisión de mantener el tema al margen de la agenda como si se tratara de cosas separadas: «De minería que hable el secretario de minería. Hoy por hoy, es una actividad que a gran escala, como en algún momento se planteó en Famatina, está fuera de discusión. No tienen la licencia social. Aunque es una actividad muy amplia. Pero no me compete a mí hablar de esos temas. Nosotros estamos para cuidar el ambiente».   

La otra agenda ambiental 

Las asambleas riojanas alertaron semanas atrás sobre el proyecto de explotación de cobre y oro que la empresa de capitales chinos Ultra Resources quiere llevar adelante en Sierra de Las Minas en la localidad de Chepes, en la región de Los Llanos, donde Cabandié anunció ayer la construcción en 2021 de un Centro Regional Integral de tratamiento de sólidos urbanos. 

En esa región, una vez instalado el proyecto de Ultra Resources podría avanzar sobre 50 o 60 minas, que se extienden por toda la sierra de Los Llanos en localidades como Ulapes, San Isidro, Malanzan, La Laguna, entre otras. El proyecto llega con nuevas promesas de generar puestos de trabajo, pero desde las asambleas señalaron que «no propone una solución sostenible para el desarrollo de la zona» y se preguntaron: «¿Vale la pena exponer a la población actual, a futuras  generaciones y al frágil ecosistema de los Llanos por 10-12 años de explotación minera?» 

«Estamos informados señor ministro, conocemos que frente a éstos inexistentes beneficios de la megaminería sólo quedan en nuestras comunidades: destrucción de los glaciares y contaminación de ríos; destrucción de la biodiversidad, contaminación del agua y el aire, toneladas de desechos tóxicos tirados en nuestras montañas y diques de cola que amenazan nuestro pasado y futuro con sus peligrosos derrames”, subrayaron las asambleas al ministro tras su visita. 

Por otra parte, el comunicado de las asambleas resalta que mientras se habla de “un equilibrio entre los sistemas productivos y el medioambiente”, en La Rioja, “está pendiente de solución uno de los desastres ambientales más grandes del país, Nonogasta”. “Un pueblo de diez mil habitantes víctimas de la impunidad de una curtiembre que por más de 30 años ha volcado sus desechos industriales sin ningún tratamiento a los campos, contaminando el suelo, el agua y el aire”, recordaron. 

Y denunciaron: “La curtiembre fue imputada por la justicia federal por violar la Ley 24.151, la fiscal federal ha solicitado su cierre preventivo, pero el gobierno y el juez federal Piedrabuena miran para otro lado, como lo han hecho desde el principio, mientras que el número de enfermos y muertos por cáncer triplican la media nacional, y el pueblo respira aire tóxico y toma agua contaminada”. “La pandemia detuvo la producción de la curtiembre, el gobierno dice estar buscando la reapertura, pero no dice una sola palabra de la causa en la Justicia Federal por el delito ambiental de la curtiembre”, insisten. 

“Me solidarizo con el duro momento que están pasando todos los operarios de la Curtiembre de Nonogasta, son alrededor de 900 trabajadores, que la están pasando mal porque la empresa por diferentes motivos está parada”, mantuvo el silencio el secretario Azulay en diálogo con Radio Provincia.