Seleccionar página
Agroecología
Agronegocio
Extractivismos
Territorios
Alimentación
Crisis climática
El 89% de los argentinos está a favor de que se frene la deforestación
Una encuesta encargada por la ONG Periodistas por el Planeta revela que el posicionamiento es transversal a todo el territorio, a los estratos socioeconómicos, a los grupos etarios y a la elección política.
diciembre 15, 2020

El 89% de la población argentina está a favor de que se frene la deforestación en nuestro país. El 81% responsabiliza a alguno de los niveles del Estado por las acciones de desmonte. El dato es consistente a lo largo y ancho territorio, cruza a todos los estratos socioeconómicos y grupos etarios, e incluso, la elección política. El dato resulta de una encuesta de opinión realizada por la consultora Poliarquía, encargada por la ONG Periodistas por el Planeta.

El estudio muestra, además, que los argentinos no quieren que se siga expandiendo la frontera agropecuaria a expensas de territorios boscosos, incluso en aquellas áreas que ya han sido devastadas por incendios o han sido destruidas intencionalmente.

Ante la pregunta de si creen que las zonas desmontadas pueden ser aprovechadas para nuevas actividades económicas, sólo un 9% respondió que sí.

Un 79% afirmó, en cambio, que hay que dejar que se recuperen los ecosistemas arrasados.

Greeenpeace recorrió por aire El Impenetrable chaqueño y detectó siete topadoras desmontando en seis fincas. La organización ecologista advirtió que la deforestación acelera el cambio climático y aumenta el riesgo de inundaciones.
Foto: Martin Katz / Greenpeace

Responsabilidad del Estado

Con respecto a los incendios, un 77% entiende que “debería ser una prioridad del gobierno nacional”. Asimismo, un 88% de la población escuchó noticias sobre incendios durante este año. El dato relevante es que el 83% de las personas consultadas dijo creer que los “incendios de los bosques se producen intencionalmente”.

«¿Cuál cree que es la principal razón para provocar incendios forestales?», se preguntó. Un 32% dijo que para usar la tierra para cultivos de soja, otro 27% señaló que era para emprender proyectos inmobiliarios. Un 10% afirmó que era para utilizar terrenos para asentamientos, y otro 10% indicó que se incendiaba con fines de expandir la ganadería.

Un 25% cree que el Ministerio de Ambiente debería velar por la restauración o regeneración de los terrenos incendiados y un 27% que debería ser el encargado del control de los mismos.

Los bosques, muy importantes

Además, hay un consenso prácticamente total sobre los beneficios que brindan los bosques en el país. Un 92% respondió que consideraba que los bosques eran “muy importantes” o “bastante importantes”. Un 86% indicó estar enterado de que se realizan desmontes. Y un 77% afirmó conocer que existe una ley que protege los bosques.

“¿Quién cree Ud. que es el responsable de que haya desmontes?”, se preguntó. El 28% respondió que son los gobiernos provinciales; el 22% señaló al gobierno nacional y el 31% dijo que la culpa cae sobre los tres niveles de gobierno: nacional, provincial y municipal. Si se toman todas las cifras en conjunto resulta que el 81% entiende que hay una conexión entre la política (por acción u omisión) y el avance de las topadoras.

“¿Qué tan de acuerdo está Ud. con la tala de árboles o desmonte para que haya más cultivos de soja, cría de ganado o desarrollos inmobiliarios?”, fue otra pregunta. Un 75% dijo que estaba nada o poco de acuerdo. Y, un 73% dijo luego que hay que “dejar que se recuperen” las zonas destruidas.

“La opinión pública ya no coincide con el argumento de que hay que sacrificar a los bosques en nombre del desarrollo económico, como muchas veces señalan políticos, productores e, incluso, los medios de comunicación”, expresa el estudio.

En cambio, un 81% se mostró a favor de que exista una ley para regenerar las zonas que fueron destruidas, algo que hoy no se está discutiendo en la agenda parlamentaria.
Cuando se pregunta “cuán importante es para Ud. que se frene la deforestación en la Argentina”, un 70% dice que es “muy importante”, un 19% dice “algo importante”. Sólo un 5% dice que es poco importante o nada importante.

La encuesta, cuyo trabajo de campo se llevó a cabo durante las dos primeras semanas de noviembre en distintos puntos del país tuvo como objetivo relevar el estado de la opinión pública respecto del medioambiente en general, los bosques y los incendios que han venido arrasando ecosistemas enteros en la mitad de las provincias del país en los últimos meses. También se buscó determinar qué piensan los argentinos sobre quién tiene la responsabilidad respecto de su destrucción y si importa que el tema se incorpore en la agenda política.