Agroecología
Agronegocio
Extractivismos
Territorios
Alimentación
Crisis climática
El Frente Nacional Campesino reclama por el acceso al agua en medio de la sequía
Las familias campesinas reclaman asistencia del Estado para salvar sus producción ganadera por la falta de agua, pastura y forraje.
octubre 22, 2020

Cientos de familias del Frente Nacional Campesino (FNC) enfrentan las consecuencias de la sequía de manera crítica en puestos y parajes de la zona de Pozo del Mortero, Formosa, y en los departamentos de General San Martín y Rivadavia, Salta, y advierten que de no recibir asistencia de los gobiernos provinciales y nacional los pequeños ganaderos ven en peligro el sustento familiar y perderán a la mayoría de sus animales, mientras que otros pequeños establecimientos podrían desaparecer. 

Solicitamos a las autoridades competentes que acudan en auxilio de las mencionadas familias que están desesperadas por la tragedia que genera la sequía”, exigen desde el Movimiento Campesino de Formosa (MoCaFor), que integra el frente. El reclamo también llega desde el Chaco Salteño donde un centenar de familias atraviesan la misma situación. 

“La producción campesina del chaco salteño es de importancia estratégica, se destina históricamente a abastecer: el autoconsumo familiar, los mercados de cercanía, la demanda regional y nacional”, explica el coordinador del FNC, Benigno López, y describe la situación de emergencia agropecuaria que atraviesan: “Por la falta de lluvias, se están muriendo terneros y vacas madres e incluso caballos por falta de agua, pastura y forraje”. 

El frente nacional precisa además que la falta de lluvia seca las represas, las cañadas y madrejones y resultan escasos los pozos con agua suficiente. “Los montes están reducidos y empobrecidos, no se pudieron recuperar por la falta de lluvia, como también existen cisternas construidas con el INTA que quedan sin agua por la falta de lluvia”, advirtió López.  

Ante la pérdida del ganado vacuno, caprino y porcino y la pérdida de los escasos recursos económicos de las comunidades para poner en marcha los motores que pueden extraer algo de agua de los pozos, el FNC reclama a los estados provincial y nacional: rollos de pasto, alfalfa y maíz; pozos someros y sistemas de bombeos de agua; desbarres de represas; perforaciones de gran envergadura y kits veterinarios para la sanidad de los ganados.

El demorado derecho del acceso al agua  

“Si el estado no interviene en tiempo y forma varias familias campesinas podrían quedar sin sus chanchos, cabras y vacas, situación que agudizará los problemas sanitarios, la falta de alimentos, el desarraigo y la pobreza rural”, sentencia el coordinador del FNC. 

La situación de emergencia que atraviesan las comunidades fue denunciada un mes después del anuncio del Plan de Acceso Al Agua para la Agricultura Familiar Campesina e Indígena, convocatoria lanzada por el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, que apuntaba a “responder de manera oportuna a una necesidad que se hace crítica en el contexto de la emergencia social y sanitaria desencadenada por el Covid-19”. 

Desde el FNC habían destacado el lanzamiento del plan que contempla la captación agua de lluvia para uso familiar mediante cisternas de placa, la captación de agua subterránea a poca profundidad o someras y sistemas de riego parcelario presurizados. “Deseamos que se fortalezca el diálogo político entre los estados municipal, provincial y nacional y las organizaciones de la Agricultura Familiar, Campesina e Indígena” para saldar “una deuda histórica con miles de familias campesinas que viven y producen en el campo”, se esperanzaron.

Si vas a republicar este contenido, por favor, incluí el link al artículo original.